viernes, octubre 25, 2013

Bazaar, Las Portadas









 




























Las portadas de Harper´s Bazaar, siempre en competición con Vogue para ser la cabecera insignia de la moda, a menudo pasan desapercibidas. Sin embargo, tienen portadas que me impresionan, también y no sólo. Hay portadas de Bazaar míticas, quizá tienen ese punto menos transgresor que Vogue que siempre han sido un poco más grotescas y dementes ("insane"), pero la imagen actual de Bazaar es sumamente convencional. Yo estoy muy de acuerdo con el sopor general que provocan las portadas protagonizadas en serie por actrices en promoción ese mes de Vogue USA, dirigidas por Anna Wintour y preferentemente fotografiadas por Testino, pero aún más sopor me provoca el Bazaar americano que es como de muñecas recortables: señorita en primer plano o de cuerpo entero sobre fondo blanco con vestidos extraños, tocados extraños y tal.

Es verdad, sin embargo, que las portadas de Bazaar España son fabulosas en general (pese a esos titulares, que son de locura. Eso sí que es insane) y que hubo un tiempo, inmediatamente posterior al lanzamiento de Bazaar en España, que Vogue España se puso las pilas y subió el nivel de sus portadas para ganar el duelo (porque el de titulares nunca está a la altura, eso es así). 

Pero al margen de estas cosas de la contemporaneidad, las portadas de Harper´s Bazaar hay un archivo fotográfico fabuloso. Está Diana, vestida de Versace y fabulosa con el pelo para atrás -fotografiada por el inefable Testino-, Madonna, Uma Thurman y Nadja Auermann con primerísimos primeros planos imposibles, Linda Evangelista que tiene las mejores portadas de su trayectoria (sobre todo la del encaje negro y en la que se ven sus maravillosos ojos azules y ella todo de amarillo, como quinceañera mexicana o reina del baile del instituto envuelta en un pastel -que es mi portada favorita de Harper´s Bazaar-), la Schiffer fabulosa, pero también Steve McQueen -en una portada fabulosa- y sobre todo Lauren Bacall en la portada que llevó a Slim Keith, señora de Howard Hughes, a hacerla actriz de cine. Portadas sin ton ni son, también, pero qué portadas. Qué maravilla.

6 comentarios:

Superficiales dijo...

Me han encantado las portadas! Las modelos de los 90 son irrepetibles.. la portada de Madonna es la que más me ha gustado.

saludos ;)

Anónimo dijo...

Fabulosas portadas.

Holly Golightly dijo...

Superficiales. La de Madonna está genial. Y ella sale fabulosa.

Anónimo. :)

Elisa dijo...

En general, las mejores portadas suelen ser las más despejadas: un número mínimo de titulares favorece una imagen vibrante.

Al menos en mi caso...

ANDYTOP dijo...

Siempre me han gustado más las de Bazaar¡

Holly Golightly dijo...

Elisa. Los titulares hacen mucho por las ventas, de una forma inexplicable para mí porque los de las revistas de moda suelen ser muy chorras: los 50 vestidos perfectos, trucos de supermodelo, fulana de tal te cuenta sus secretos... Como que ya sabes lo que compras... A mí me parece que como las revistas de moda son fundamentalmente imagen, los titulares no deberían ser claves para vender pero resulta que sí y por eso, por ejemplo, Vogue España tiene tanto. En Vogue Francia y Vogue Italia, los menos vendidos y más conceptuales, hay pocos titulares -uno o dos- y me gustan mucho más. :) Yo soy de tu equipo.

Andytop. Yo creo que prefiero Vogue en general pero Bazaar tiene portadas preciosa. Actualmente prefiero Vogue, eso sí.